twfbigyt

- aaa A aaa +

7-FB

Estamos fascinados con el poder. Sea para conducir a la gente, una empresa o un país, queremos con un fin altruista o egoísta tener el poder para hacer y cambiar cosas. Sea económico, político, militar, religioso o cultural, tenemos una fascinación con el poder. Sea con las ideas o con la fuerza física, buscamos adquirirlo, usarlo y mantenerlo.

 

Hace poco se publicó la lista Forbes con las personas más poderosas del mundo este año; un ejercicio intelectual de los editores de la revista Forbes para elegir a las personas que ellos consideran las mas ponderosas.

 

¿Quién se lleva la corona del más poderoso del mundo este año según Forbes? Vladimir Putin vuelve a encabezar la lista como el hombre más poderoso del mundo. En la segunda posición está la Canciller alemana Angela Merkel, y le sigue el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, junto al papa Francisco.

 

 

¿Por qué Putin?

No podemos negar que Putin está marcando el ritmo de la geopolítica internacional y sobre lo que está pasando en el Medio Oriente con el caso de Siria. Obama cayó este año, y ya viene cayendo dese hace un tiempo de la posición que ocupaba como el más poderoso. Tal vez porque no ha tenido la misma influencia que ha podido tener Putin en las relaciones internacionales.

 

Entonces, por un lado tenemos a Putin y a Obama, quienes buscan de alguna forma arreglar el conflicto en el Medio Oriente. Putin, por ejemplo, anunció que estaban bombardeando campamentos ocupados supuestamente por ISIS. Forbes básicamente argumenta que Putin, para bien o para mal, está marcando el ritmo de la geo-política internacional, no como el caso de Obama que ha perdido influencia cuando se trata de las relaciones internacionales.

 

Angela Merkel, por otra parte, una mujer muy poderosa en Alemania, el país más poderoso de Europa, está marcando pautas en la crisis de deudas y todo lo que está pasando en Europa.

 

 

¿Cómo Forbes llega a esa conclusión?

Se habla mucho de la lista de los más poderosos de Forbes, pero no explican cómo Forbes determina esto. Lo primero que debemos poner en perspectiva es que esto es muy subjetivo, al ser la decisión de varios agentes de Forbes. Esto no es una cuestión científica, es que sencillamente es una cuestión subjetiva.

 

Ellos utilizan cuatro dimensiones:

 

1. Cantidad de gente que lidera:

Entre más cantidad de gente se lidere, más poder se tendrá. Esto es una dimensión fundamental que toma en cuenta Forbes, por eso ves al Papa Francisco y a Vladimir Putin en los primeros lugares.

 

2. Control económico:

La segunda dimensión entra en el tema financiero y económico. ¿Qué tipo de control tienen estos líderes sobre recursos financieros? Mientras más grande es el control sobre los recursos financieros, más poder se tiene. Es por eso que puedes ver políticos como Xin Jiping, secreatrio general del partido comunista de China, y a empresarios como Bill Gates. Esta conclusión se obtiene mediante distintos métodos de análisis financiero.

 

Si por ejemplo buscas la lista Forbes de jóvenes más poderosos, encontrarás que Mark Zukerberg, creador de Facebook, está de primero. ¿Por qué? En parte por la riqueza neta que tiene y porque maneja una empresa que vende anualmente 19 mil millones de dólares.

 

3. Alcance:

La tercera dimensión que yo encuentro es el poder en escenas múltiples. Es por esto que encuentras a los líderes que aparte de tener poder en el área donde se manejan, siguen teniendo influencia en otras áreas.

 

4. Nivel de poder:

En la lista Forbes de los jóvenes más poderosos del mundo, te vas a encontrar que en la segunda posición está Kim Jong-un, líder norcoreano con 32 años de edad quien mantiene una dictadura total en el país, con un control absoluto de su gente. Pero al ver el nivel de poder, la lista Forbes general lo coloca en el puesto número 46 de los hombres más poderosos. Lidera gente, pero no tanta como otros líderes.

 

 

¿El poder se hereda o se otorga?

Esta pregunta me la hizo la periodista venezolana Shirley Varnagy cuando conversábamos sobre la lista. El poder se puede otorgar o se puede heredar, pero todos los quieren tener. Por ejemplo, a nivel político, asumiendo una democracia representativa, normalmente al político se le otorga ese poder. En el caso de Kim Jong-un, el poder no fue otorgado sino heredado. En el caso de Estados Unidos, Barack Obama es poderoso porque le fue otorgado el poder, pero una vez que deje la presidencia no tendrá el mismo poder. Lo mismo pasa en las empresas donde los ejecutivos actúan – se supone- como agentes, representando a los dueños de la empresa. Ellos tienen un poder que ha sido otorgado y es temporal.

 

Idealmente el poder debe ser otorgado, no heredado. La historia ha demostrado que terminamos mal cuando los seres humanos monopolizan el poder sea en un individuo, un clan, un partido. Mejor otorgar el poder, mejor depositarlo en las instituciones y nosotros administrarlo de la mejor forma que consideramos pertinente.

 

La lista, ¿creíble?

Al ser tan subjetiva esta selección, ¿es la credibilidad que se otorga a Forbes una credibilidad sólida? No necesariamente porque es subjetiva pierde mérito. Todo este tipo de práctica o ejercicio interno intelectual es una forma de generar una discusión. ¿Cómo medimos el poder? ¿Cómo determinamos el poder? ¿Quién es una persona poderosa? Así que ellos al menos están ayudando a generar esta discusión, y eso nos ayuda a comprender mejor al mundo en el que estamos viviendo.

Compartir:

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

CNN-Dinero---Box-2 1

Facebook

Twitter

Twitter - Síganos

Últimos Videos de Economía