twfbigyt

- aaa A aaa +

8 - 2016 tw 

 

¿Quieres comenzar en la dirección correcta hacia la prosperidad? Aquí te van cinco áreas claves para hacerlo. 

 

 

1. Revisa tu pasado y crea un plan con objetivos claros

Revisa tu pasado. Los aciertos y los errores son campo de estudio. Repite lo que es necesario para ayudarte en el camino de la prosperidad. ¿Los errores?, no vale la pena repetirlos. “Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo.” dijo el filósofo Santayana y tiene razón cuando se trata de evitar repetir los errores del pasado. 

 

Manéjate por objetivos (MPO). Tu misión principal es lograr prosperidad económica para ti y los tuyos (largo plazo). Esto lleva tiempo, paciencia, disciplina y no tomar decisiones de alto riesgo. ¿Cuáles son los objetivos? Hay que aumentar en cosas que producen valor efectivo; inversiones, propiedad, conocimiento, negocios, etc.- y limitar aquellos que nos devoran los costos de financiamiento, impuestos, gastos innecesarios, etc.-. Establece metas medibles y alcanzables en el 2016 que te ayuden a la prosperidad, no que te atrasen. 

 

 

2. Haz lo que dijo José

“Vienen siete años de gran abundancia (...) Y tras ellos seguirán siete años de hambre; y toda la abundancia será olvidada” Le dijo Jose al Faraón. No es otra cosa que prepárate para los tiempos malos, bien sea una caída económica, catástrofe natural, enfermedad, pérdida de empleo. Siempre algo pasa. 

 

Por eso crea un “salvavidas” de efectivo. Si eres de aquellos que no tienes nada en la reserva de emergencia, ponte como meta llegar a ahorrar $1,000 dólares (en el caso de personas que ganen en dólares) en un periodo de 90 días. Si ya tienes ese fondo, entonces llévalo como mínimo a tres meses de tus gastos mensuales si no tienes dependientes y, seis meses si tienes hijos o dependientes. Después lo llevas a seis y nueve meses respectivamente. Deposítalo en cuentas que sean libres de riesgos -no es para invertirlo en la bolsa-, de acceso inmediato y bajo costo. Muchos sufrieron durante la crisis por no tener dinero disponible para emergencias. Parte de la prosperidad es protegernos de los eventos económicos a corto plazo que nos afectan el ingreso.

 

 

3. Controla el nivel de deuda

Como mínimo,  el nivel de pago por deudas – me refiero a todas las deudas adquiridas, desde auto hasta casa- no debe pasar el 36% de tus ingresos netos –después de impuestos-. Si la cantidad sobrepasa el límite, hay que bajar. Ejemplo: si después de pagar los impuestos me quedan $3,000 mensuales, mi pago mensual máximo en deudas no debe pasar $1,080 (multiplica tu ingreso neto por .36 y obtienes el límite máximo).  Si mi pago por deuda total son $2,010 –lo que sería 67%- tengo que bajar. 

 

Pon los gastos a “dieta”. Haz una reforma radical en casa. Si hay familias que aportan y gastan, tienen que participar activamente en cortar gastos innecesarios para bajar las deudas.  Empieza por las tarjetas de crédito y después con los préstamos personales.

 

 

4. Ahorro para el retiro y Plan de inversiones

Establezcan una meta numérica (= cuantificable como $10,000 o 18% del ingreso, etc.).  Aunque no hay un número mágico para todos porque depende de cada caso –como no hay un tamaño de ropa para todos porque los cuerpos varían- para empezar ponte como meta 15% de tus ingresos neto para el ahorro. 

 

Si puedes participar en un plan de retiro y tú empleador aporta al plan, comienza a aportar hasta que maximices lo que deposita tu empleador. Una vez hayas maximizado la aportación o si no tienes opción de plan de retiro con tu empleador, busca la opción de los planes de retiro individuales (IRA, en el caso de Estados Unidos). Si no has empezado el plan de retiro, comienza a hacerlo.

 

No inviertas sin un plan ( ver “12 Errores comunes en inversiones”). Segundo: no pongas todos los huevos en una misma canasta. Distribuye  el dinero en diferentes tipos de instrumentos con diferentes tipos de riesgo y rendimiento potencial. 

 

 12 ERRORES

 

 

5. Plan de riesgo

Maneja el riesgo financiero en caso que te enfermes  o tengas un accidente. ¿Quién va a cubrir el ingreso por la falta de trabajo? En caso de muerte, cómo nuestros dependientes podrán afrontar económicamente la pérdida. Asegúrate que tus activos estén protegidos en caso de accidente a terceros. 

 

Necesitas definir qué va a pasar contigo si caes en una enfermedad que te impida tomar decisiones o con tus activos en caso de que mueras. 

 

NO NECESITAS TESTAMENTO

 

 

Compartir:

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

CNN-Dinero---Box-2 1

Facebook

Twitter

Twitter - Síganos

Últimos Videos de Finanzas Personales