twfbigyt

- aaa A aaa +

5-FBLa ex estrella del NBA Lamar Odom, también ex esposo de la famosa Khloé Kardashian, fue encontrado inconsciente en un prostíbulo de Las Vegas por una sobre dosis de cocaína. Luego de haber estado en coma por 10 días en los que sufrió varios derrames cerebrales, este domingo 25 de octubre despertó. Los médicos no están seguros si Odom podrá recuperarse, hay muy poca probabilidad de que pueda volver a caminar o hablar. Con una riqueza neta de 56 millones de dólares, muchos se preguntan: ​¿​Habrá​ Odom preparado su testamento? 

 

No se sabe mucho. Según TMZ.com, Khloé Lamar ​tienen un acuerdo prenupcial que separa los bienes de ella de los de él. Fuentes familiares a la situación afirman que, Odom no tiene un testamento. Bajo las leyes de California, si él muriese, a Khloé le correspondería un tercio de su fortuna. Los hijos de Lamar recibirían los otros dos tercios restantes.

 

El tema de la muerte de personas famosas y la falta de testamento no es ninguna novedadEl ex presidente de los Estados Unidos Abraham Lincoln, el magnate Howard Hughes, la actriz Marilyn Monroe, el pintor Pablo Picasso, el cantante Bob Marley y Michael Jackson son algunos casos de personas que fallecieron sin un testamento. 

 

Hay mucha polémica detrás de todo este tema, pero lo cierto es que hay una discusión económica muy importante que tiene que ver con el testamento, y mucha gente no se pone a pensar en lo importante que es tener un plan de herencia. ¿Por qué? Pensamos que no nos vamos a morir o que los testamentos son para los ricos. 

 

Los testamentos son más viejos que el frío. Se han encontrado documentos con más de 4.500 años donde se describe la forma de transferir una propiedad a otro al momento de la muerte del dueño. Nuestros antepasados entendieron que había que dejar las cuentas claras. 

 

En mi reciente conversación con Vance Owen, abogado litigante, él asegura que no es necesario contratar un abogado, un simple escrito a mano podría servir.

 

Te voy a dar un ejemplo bien sencillo que pasó con una amiga. Ella salió a hacer algunas compras con su esposo y mientras caminaban hacia una tienda, a él le dio un infarto y a las 24 horas murió. Su esposo no había preparado un testamento, ni un plan de herencia. Él era dueño de un negocio y ella no tenía ninguna información de claves, contactos o instrucciones para entrar en las cuentas bancarias del negocio, y mucho menos cómo acceder a los inventarios. Todo esto significó un gran problema financiero para ella.

 

Ahora, yo te pregunto a ti, ¿qué debe hacer una persona para prepararse y evitar que algo así suceda luego de un evento desafortunado? ¿Qué debió hacer Lamar Odom para protegerse si llegase a morir?

 

“Hablando en rasgos generales, si no hay un testamento o un deseo escrito cuando una persona fallece, sucede que el gobierno es quien decide a quién le va a corresponder esa herencia”, afirma Owen. “Si hay información confidencial de su negocio que nadie de su familia sabe, como claves bancarias por ejemplo, un testamento puede dejar todas esas cosas muy claras” continúa. 

 

Hay mucha equivocación al pensar que sólo los ricos hacen testamentos. Según una encuesta realizada por Harris Interactive para el 2007, tres de cada cuatro hispanos no preparan un testamento. Muchos conflictos familiares que surgen luego de la muerte de algún familiar traen a relucir preguntas como: ¿Quién se va a quedar con la casa de mamá? ¿Quién se va a quedar con los recuerdos más íntimos del abuelo? ¿Qué pasaría con los activos que tienen ambos si uno de los dos muere? ¿Qué pasa si uno de los dos no está como beneficiario en la póliza de seguro o en las cuentas de retiro? ¿Quién se hará cargo de la menor si ambos fallecen? Cosas tan sencillas que pueden llevar a familias a tener grandes discusiones y gastarse mucho dinero en litigio, por el simple hecho de no haber dejado un testamento.

 

“Fácilmente, todos estos conflictos familiares se pueden evitar si por ejemplo, una pareja va al banco y firma un documento llamado POD (pagable en caso de muerte). Si uno muere, el otro lo hereda y si el otro muere, viceversa; de esta manera no es necesario pasar por el procedimiento de un testamento” asegura Owen. 

 

¿Para qué quiero un testamento? Si no le encuentras sentido, el gobierno lo hará, y tu pareja e hijos pagarán las consecuencias. Morir intestado es lo que se conoce como no tener testamento. Esto implica que le estás dando el poder al gobierno de decidir qué hacer con los activos que tienes si falleces.

 

El testamento no es otra cosa que determinar por escrito quién recibe qué. En otras palabras, estás dejando instrucciones de cómo se deben disponer de tus activos al momento de tu muerte. Si quieres que se distribuyan los activos que tienes de la forma que quieres, tienes que dejarlo propiamente establecido. Siéntate junto con tu pareja y establezcan objetivos. Hagan un inventario de los activos y los pasivos que tienen para estar preparados cuando vayan a crear el testamento. 

 

​Es c​ierto que 
si hablamos​ 

de herencia, el tema del testamento es uno de tantos. También hay que tomar en cuenta el factor de impuestos sobre herencia y el cuidado que conlleva el riesgo de la transferencia antes o después de fallecer.  

 

Por eso, no le restes la importancia que tiene el testamento, especialmente cuando tienes que enfrentar las leyes del estado en caso de morir sin uno. Mira el caso de Odom y tantos otros, y verás como el testamento tiene todo el sentido del mundo.

Compartir:

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

CNN-Dinero---Box-2 1

Facebook

Twitter

Twitter - Síganos

Últimos Videos de Finanzas Personales